viernes, 5 de abril de 2013

7 consejos prácticos para manejar tus finanzas

7 consejos prácticos para manejar tus finanzas
Siempre es posible que alcances tus metas financieras, sin importar que tus ingresos sean bajos, medios o altos.
Cada uno de nosotros tiene objetivos financieros distintos, ya sea comprar un carro, una casa, enviar nuestros hijos a una buena universidad, pagar nuestras deudas, irnos de vacaciones o ahorrar para nuestra vejez.  Sin importar tu edad, puedes empezar hoy mismo a replantear tus  metas financieras y crear un plan para alcanzarlas.
Las siguientes recomendaciones pueden  ayudarte a entender mejor el manejo del dinero y el control de tus finanzas:
  • ¿Cuáles son mis metas financieras? La mayoría de personas que tienen mucho dinero, no lo obtuvieron de la noche a la mañana. Estas personas conocen muy bien sus objetivos financieros y trabajaron duro para alcanzarlos. Muy importante que dividas tus metas, en corto, mediano y largo plazo. Por favor no solo pienses en estas metas ¡escríbelas hoy mismo! Un ejemplo de metas a corto plazo, puede ser ahorrar para los regalos de navidad; un ejemplo de metas a largo plazo puede ser ahorrar para comprar una vivienda.
  • Crea un presupuesto. Entiende en que gastas tu dinero diariamente, solo si conoces sobre tus gastos puedes determinar cómo distribuirlo. Hagamos lo siguiente: Escribe cuanto son tus ingresos mensuales. Luego escribe cada uno de tus gastos mensuales.  Al identificar cada uno de tus gastos, vamos a tomar el total del ingreso y restarle el total de los gastos. Si tienes dinero a tu favor cumples con el primer mandamiento financiero “No gastes más de lo que ganas”. Si tus ingresos mensuales son menores a tus gastos, (¡gastas más de lo que ganas!, ¡alerta!), es el momento para reflexionar y tomar decisiones. Tu prioridad debe ser identificar gastos que pueden reducirse o eliminarse, debes establecer un ahorro mensual del 10% de tus ingresos. Te recomendamos usar aplicaciones como la ofrecida por www.mint.com o simplemente escribir en un libro de notas cada gasto que incurras, incluye pequeños gastos, como bebidas o taxis.
  • El ahorro es una prioridad. Ahorra parte de tus ingresos (Idealmente 10%), el objetivo es crear una disciplina en el ahorro y hacerlo una prioridad en tu estilo de vida. Estos ahorros puedes manejarlos en tu cuenta de ahorros, por medio del plan de ahorro de la compañía en que trabajas, por medio de tu asesor financiero. Busca las mejores tasas, entiende todos los cargos y costos relacionados con la cuenta, si tu ingreso aumenta, incrementa tu ahorro en la misma medida. Entiende que a mayor rentabilidad, mayor riesgo de perder tu capital. En cuanto antes empieces tu ahorro, mayores beneficios tendrás con el tiempo. Conoce sobre el interés compuesto, interés que te permite ganar intereses sobre los intereses de tus ahorros.
  • Maneja el crédito inteligentemente. Los créditos pueden ayudarte a alcanzar tus metas de largo plazo (vivienda, carro o educación). Entiende las tasas de interés asociadas a estos créditos. Prestar para cubrir tus gastos diarios debido a que gastas más de lo que ganas, lleva a la mayoría de personas a problemas financieros. Antes de usar una tarjeta de crédito para realizar avances en efectivo, piensa que podrías llegar a pagar hasta el doble debido a los altos intereses asociadas a estas tasas. Si tienes deudas en tarjetas de crédito, siempre paga más de la cuota mínima. Por ejemplo, tardarías más de 60 años en pagar $5,000 en deuda de tarjeta de crédito si tan solo pagas la cuota mensual mínima. Pagarías casi $16,000 en intereses (Asumiendo una tasa de interés del 14% anual y un pago mínimo del 1.5% del balance).
  • Protege tu historial crediticio. Los prestamistas utilizan reportes de crédito para decidir prestar dinero. Compañías de seguro, compañías de finca raíz y hasta empleadores también revisan el reporte de crédito. Un reporte que muestre moras en pagos y/o pobre historial crediticio puede significar no obtener un crédito o un pago alto de tasas de interés. Por ley puedes solicitar gratuitamente un reporte de tu crédito anualmente. Revísalo y cualquier revisión es importante que la comuniques.
  • Toma el control. Tener una fuente de información confiable puede ayudarte a tomar el control de tus finanzas. Cuando necesites información, asegúrate de que sea una fuente confiable. Conoce con quién haces negocios, pregunta por referencias, entiende cada uno de los cargos y costos asociados a un préstamo o inversión, pregunta quién los regula.
  • Conoce más sobre el dinero y tus finanzas.  Siempre hay mucho que aprender sobre el dinero y el manejo de tus finanzas.  Busca a organizaciones en tu comunidad que te ayuden a obtener tus metas fiancieras, puedes buscar organizaciones sin ánimo de lucro, librerías, Bancos, organizaciones religiosas, comunidades virtuales entre otras.
Fuente: INVERPEDIA

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada